Llámanos 653 573 167

Cómo transportar un frigorífico durante la mudanza

Cómo transportar un frigorífico durante la mudanza

Todos sabemos que la cocina es una de las habitaciones más complicadas, si no la más difícil de gestionar en una mudanza. Y eso se multiplica cuando se consideran los electrodomésticos. El frigorífico es, por lo general, el único electrodoméstico grande que llevas contigo de un hogar a otro. 

Descubre cómo transportar un frigorífico durante la mudanza, con todos los consejos prácticos para hacerlo de forma sencilla y segura.

Pasos para saber cómo transportar una nevera

Hay 3 etapas distintas para trasladar un frigorífico: preparación, transporte y reinstalación. En la primera fase querrás prepararlo de la forma adecuada, con una limpieza profunda, durante el transporte querrás evitar lesiones y por último, querrás dejar el frigorífico instalado de forma correcta.

Preparando la nevera

Necesitarás algo de tiempo de preparación antes de transportar tu nevera antigua, tomate al menos 24 horas para comenzar con los primeros pasos para la mudanza. 

  • Realiza una limpieza profunda. Tras retirar la comida, limpia todas las superficies a fondo con bicarbonato de sodio y agua. 
  • Apaga la nevera durante 24 horas. Apaga el frigorífico al completo. Descongelar el frigorífico es una de las partes más esenciales de la preparación. Derrite el hielo restante del congelador y limpia el agua. Te ayudará a evitar fugas de aguas accidentales durante la mudanza. 
  • Mide el frigorífico y crea una ruta de mudanza. La forma en que vas a transportar tu nevera depende según el modelo y las medidas de la ruta desde la antigua casa hasta la nueva. Debes medir las puertas de acceso, escaleras y esquinas para comprobar que el electrodoméstico puede acceder.

En algunos casos, deberás quitar las puertas de la nevera para conseguir que acceda. 

  • Prepararlo para el transporte. Asegúrate que está completamente seguro y protegido, comprueba que no tiene ninguna zona en la que pueda sufrir una abolladura. Pega con cinta adhesiva los compartimentos de almacenamiento, si puedes retirarlos, envuélvelos en plástico de burbujas para llevarlos por separado.  Sujeta las puertas con cuerdas para evitar que se abran. 

Transporte de la nevera

La mayoría de frigoríficos tienen ruedas, por lo tanto, deslizarlos es sencillo. Levanta el electrodoméstico hacia adelante y coloca una carretilla de mudanza en la parte posterior. Luego inclina la nevera suavemente hacia atrás, no debe inclinarse más de 45 grados, transportar una nevera tumbada es peligroso. 

De hecho, muchas personas se preguntan si se puede transportar una nevera tumbada, pero la realidad es que no siempre es así. Asegúrate de no inclinarla más de los grados mencionados, sigue las indicaciones de otra persona para ver el camino hasta la furgoneta o camión.

El momento más peligroso del transporte es al bajar algunas escaleras, debes asegurarte de que el electrodoméstico no sobresale de la carretilla

Además, es importante tener una furgoneta o camión adaptado para evitar cualquier daño en tu electrodoméstico, la mejor forma es sujetarlo contra la esquina del interior de tu vehículo, evitando por completo que se mueva en dos direcciones.

Reinstalación de la nevera

Al llegar a tu nuevo hogar sigue los pasos anteriores en orden inverso para colocar la nevera en la cocina. Asegúrate de dejar un pequeño espacio entre la parte posterior del electrodoméstico y la pared. 

Además, debes prestar atención a cuanto tiempo hay que esperar para encender un frigorífico, siendo este de 24 horas como mínimo.

Dudas más frecuentes sobre cómo transportar una nevera

Transportar una nevera es un proceso delicado y complejo, es normal tener dudas al respecto, echa un vistazo a las preguntas más habituales para encontrar la solución a todas ellas.

¿Se puede tumbar una nevera? ¿Cuál es la mejor posición para su transporte?

La forma más segura de transportar la nevera siempre será tenerla en posición vertical. Sin embargo, dependiendo de la marca y modelo (especialmente en versiones recientes), algunos frigoríficos permiten el transporte lateral. Consulta el manual de instrucciones para obtener instrucciones exactas.

¿Se estropea un frigorífico desenchufado?

Si la mudanza está programada para otro día o planeas dejar todo listo para entonces y desconectar la nevera, puedes hacerlo. Lo más recomendable es dejar las puertas entreabiertas para permitir un flujo constante de aire, evitando así la aparición de moho u hongos. 

¿Es mejor contratar a una empresa especializada?

Confiar en un equipo de expertos siempre es la mejor opción, si quieres evitarte alguna lesión o un golpe a tu nevera, la mejor opción es contratar una empresa de mudanzas especializada. Hacerlo por ti mismo siempre es más económico, pero necesitarás ayuda y tendrás que tener mucho cuidado para evitar cualquier imprevisto. Normalmente, este tipo de empresas tienen un transporte adecuado para transportarlo y con los elementos de seguridad necesarios para proteger a tu electrodoméstico. 

 

Ahora ya conoces los consejos más prácticos sobre cómo transportar un frigorífico, aplica todos estos pasos para conseguir hacerlo por ti mismo. Y si necesitas ayuda, no dudes y contacta con el equipo de Kaymon, expertos en todo tipo de mudanzas.

Artículos Relacionados

Escribe lo que buscas