Llámanos 653 573 167

Consejos para una mudanza con gatos

Consejos para una mudanza con gatos

Mudarse nunca es tarea fácil y mucho menos si vas a realizar una mudanza con gatos. Al igual que nosotros, los gatos también se sienten muy nerviosos y estresados ante este tipo de alteración.

Es sabido que los gatos no son muy receptivos a cambiar de entorno con frecuencia.

Las modificaciones repentinas en su entorno llegan a generarles mucho estrés, miedo o ansiedad debido a que no toleran los ruidos fuertes, la presencia de desconocidos o cualquier cambio que los saque de su rutina.

Es por esto que si vas a llevar a cabo una mudanza con tu amigo felino, lo más indicado será conocer de antemano qué cosas puedes hacer para que el proceso no resulte tan estresante para tu mascota.

Para ello, será necesario realizar una buena planificación con bastante tiempo de margen para garantizar que el traslado sea lo más fácil posible y que él no sufra demasiado.

Si estás a punto de realizar tu mudanza con gatos estos consejos y recomendaciones que te proporcionamos a continuación te ayudarán a llevarla a cabo de forma exitosa y además podrás reducir el estrés de tu mascota y garantizar su bienestar.

¿Cómo hacer una mudanza con gatos?

Una mudanza con un gato puede ser algo muy estresante, pero por suerte existen muchas formas de hacer que esta experiencia sea mucho menos tensa, tanto para ti como para tu mascota.

Lo primero que debes hacer es intentar mantener una actitud positiva durante el proceso.

Tus cambios de humor afectan a tu gato y hará que él sienta esta alteración de forma negativa.

mudanza con gatos consejos

Planificar con tiempo la mudanza y empaquetar tus pertenencias poco a poco ayudará a suavizar los cambios en el entorno del gato, permitiendo que lo asimile de forma gradual y con más tranquilidad.

La clave está en recoger sus pertenencias en el último momento para evitar que tu mascota se sienta ansiosa al ver modificaciones bruscas en su ambiente.

¿Cómo preparar a un gato para una mudanza?

La mudanza de gatos a una nueva casa siempre resulta algo compleja para los dueños, pues hay que seguir una serie de recomendaciones para que este proceso sea lo más agradable posible para nuestros amigos felinos y, a su vez, conviene preparar adecuadamente a nuestra mascota para que no sufra demasiado con este cambio en su rutina.

Antes de la mudanza

Un día antes de la propia mudanza lo más aconsejable es encerrar a tu gato en una habitación en la que reúnas todas sus cosas, desde su transportín, su cama, el comedero y bebedero hasta su arenero o juguetes favoritos para que se sienta cómodo y lo alejes de todo el barullo causado por el movimiento constante de muebles y desconocidos.

Una vez hayas vaciado tu casa, tan solo quedará acabar con la habitación en la que ha residido tu gato en este tiempo.

Antes de retirar sus cosas, mete a tu mascota en el transportín y colócalo en el coche de manera segura para llevarlo a su nuevo hogar.

Después de la mudanza

Es importante que cuando llegues a tu nueva casa vuelvas a encerrar a tu gato en una habitación y dejarlo allí mientras se realiza el resto de la mudanza para, de nuevo, proporcionarle un lugar en el que se sienta cómodo y seguro para evitar que aflore el estrés de los gatos debido a la mudanza.

Una vez te hayas instalado del todo, podrás dejar que él explore la casa para familiarizarse con el entorno y que con el tiempo vaya sintiéndose más seguro y cómodo.

Además, mantener sus rutinas de comida y juegos ayudará a que el proceso de adaptación sea mucho más rápido.

¿Cuánto tarda un gato en adaptarse a una mudanza?

La adaptación de un gato tras la mudanza puede comprender unas pocas semanas o varios meses, dependiendo del gato y su personalidad.

Es normal que se muestre confundido e inseguro los primeros días. Incluso puede que esté escondido hasta que logre adaptarse a su nuevo entorno.

Tendrás que ser paciente y respetar el tiempo que necesite tu compañero felino para adaptarse a su nuevo hogar y bajo ninguna circunstancia debes obligarlo o meterle prisa, pues eso podría derivar en una mala experiencia que podría convertirse muy rápido en un trauma.

Tarde más o menos en adaptarse, siempre tendremos que apoyar a nuestro gato y hacerle sentir que ese espacio es seguro para él, haciendo todo lo posible por favorecer al cambio.

Y si quieres que te asesoremos en cómo hacer tu mudanza y recibir un presupuesto, ponte en contacto con nosotros. En Kaymon estamos a tu servicio.

Artículos Relacionados

Escribe lo que buscas