Llámanos 653 573 167

Cómo embalar la vajilla para una mudanza

Cómo embalar la vajilla para una mudanza

Si tienes dudas sobre cómo embalar vajilla para mudanza, te contamos las precauciones y consejos que debes tener en cuenta. 

No debes usar papel de periódico para guardar tu vajilla. Cuando envuelves objetos frágiles en papel de periódico, la tinta del periódico a menudo se filtra en los artículos y los arruina.

Si no sabes cómo embalar copas, nunca debes usar papel de periódico. En su lugar, debes usar papel de embalaje, ya que es el material ideal para embalar vajillas. Además, el papel de embalaje es más flexible que el plástico de burbujas y es más rápido de usar. Cuando arrugas el papel, no solo proteges el artículo, sino que también generas pequeños espacios de aire.

¿Cómo empaquetar una vajilla para mudanza?

Para guardar la vajilla para mudanza correctamente, en primer lugar, no es adecuado pegar con cinta adhesiva la parte central de las solapas de la caja. En lugar de esto, debes pegar las partes de las solapas varias veces, luego pegar con cinta adhesiva a lo largo del centro de la caja en la dirección opuesta, creando un signo más. 

Después debes pegar los bordes de esos trozos de cinta a lo largo del costado de la caja. Así quedará todo bien firme y seguro.

Para construir un cojín, enrolla un poco de papel de embalaje y coloca una buena capa, aproximadamente de tres o cuatro pulgadas, en la parte superior. Comienza con las cosas más pesadas primero, es decir, los platos, los cuales debes embalar cada uno por separado.

Coloca cada plato en posición vertical en la caja, cada uno apoyando en el otro. Esto es perfecto para que no se muevan en la caja. Una vez que hayas terminado, agrega papel de embalaje a los lados y luego encima.

Sigue con los tazones, insertando la esquina de una hoja de papel dentro del tazón y luego arrugando el papel alrededor del resto del tazón, un tazón a la vez. Coloca los platos de lado una vez más. Cuando hayas terminado con la primera capa, agrega más bolas de papel de embalaje en la parte superior.

Debido a que son los más ligeros y frágiles, se recomienda que las copas y vasos de cristal se embalen al final. Envuélvelos de manera similar a los tazones, con un poco de papel dentro y el resto doblado alrededor.

Embalar la vajilla en una mudanza

 

Utilizar cajas para guardar copas y vasos de cristal

Si deseas embalar vajilla para mudanzas correctamente, lo mejor es utilizar cajas para guardar copas de cristal. Las variadas características de las cajas de cartón les han dado una ventaja sobre las cajas de embalaje de plástico. Son, sin duda, el producto de embalaje más utilizado para garantizar el tránsito seguro de tus enseres.

Una de sus principales ventajas es que los materiales utilizados para fabricar cajas de cartón, son de bajo costo. Como resultado, las cajas de cartón corrugado son una forma rentable de empaquetar todo, desde materias primas hasta pertenencias personales.

Además de esto, las cajas son ecológicas, ya que los materiales con que están hechas son materiales reciclables. También son ligeras, permitiendo la carga y descarga de los objetivos sin inconvenientes.

Mantener tu vajilla intacta durante la mudanza

Embalar una vajilla para una mudanza no es una tarea complicada, pero debes hacerlo de la forma correcta. El objetivo de ello es mantener tu vajilla intacta mientras se encuentra en movimiento hacia tu nuevo hogar.

Para esto es indispensable que utilices los materiales de embalaje adecuados que, como ya se mencionaba, incluyen el papel de embalaje y las cajas para guardar copas de cristal. También necesitarás etiquetas y marcadores, además de cinta de embalaje para mantener las cosas en su lugar.

Para evitar que tu vajilla sufra algún daño, no olvides incluir un par de cajas para platos. Son más gruesas y resistentes que la mayoría de las cajas porque están diseñadas para contener platos y otros objetos frágiles. Este acolchado adicional absorbe los golpes y hace que el transporte sea más estable. Tu vajilla estará más segura en una caja de platos si ocurre un accidente.

Y, si todavía no tienes un lugar de destino, pero tienes que hacer ya la mudanza, te recomendamos que sopeses la opción de contratar un guardamuebles. De ese modo todo estará a buen recaudo mientras solucionas tu destino final.

Artículos Relacionados

Escribe lo que buscas